Hay muchos elementos que forman parte de un cómic y para crear uno es importante que los conozcas para puedas utilizarlos y experimentar con ellos.

Estos elementos son:

  1. Portada
  2. Página legal
  3. Páginas
  4. Elementos adicionales

1. Portada

La portada es la imagen o lo primero que se ve de un cómic y es lo que más sirve para vender la historia que tiene dentro, por esta razón, su diseño debe resaltar y ser diferente de los demás cómics que puedan estar a su alrededor, además de seguir un estilo que permita a sus lectores identificarlo fácilmente.

La portada está conformada por:

1- Ilustración: Es lo primero que los lectores verán y los haga decidir hojear el cómic o no. Debe tener relación con el contenido, ya sea que represente el tema de historia, alguna escena importante o presente a sus personajes, etc.

2- Título de la obra: Siempre es importante poner el título de la obra en la portada para hacerlo identificable.

 

3- Fecha de publicación: Se indica para tener un registro de la época en que la el cómic fue distribuído. Así se puede saber qué tan reciente o antigua es la edición y en algunos casos, poder valuarla para su reventa.

 

4- Autor o equipo creativo: El nombre del autor o el equipo creativo que realizó el cómic debe ir en la portada, tanto para identificarlos como para reconocer su trabajo.

5- Editorial: Si la publicación se realizó mediante una editorial se debe colocar su logotipo, de esta manera será más fácil para los lectores encontrar sus títulos favoritos. 

6- Precio: Si tu cómic tiene un precio fijo siempre es recomendable dejarlo claro en la portada ya que es una de las cosas que un posible consumidor tomará en cuenta para decidir comprarlo.

7- Número de episodio y nombre de la serie: Si tu historia es larga es importante indicar en qué parte está ubicado cada ejemplar, así como a qué línea, capítulo o arco de la historia corresponde en dado caso. Así los lectores pueden seguir la trama sin problemas.

2. Página legal

Esta es una sección que es muy fácil que pases por alto si estás haciendo tu propio cómic. Sin embargo, es un detalle que le dará el toque profesional a tu publicación.

En esta página debes colocar los siguientes datos:

a) El nombre completo de las personas involucradas en la creación del cómic y qué función cumplió cada quién. No olvides incluir las redes sociales de cada una.

b) Si estás con una editorial, también van aquí los créditos de las personas que ayudaron con la edición, distribución, corrección de textos, diseño gráfico, asistentes, etc.

c) Datos de derechos reservados y la leyenda: «Esta obra no puede ser copiada o reproducida bajo ningún sistema, ni total ni parcialmente, sin el permiso por escrito de los autores.»

d) Puedes agregar la leyenda: «Los sucesos y personajes retratados en esta obra son completamente ficticios. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia» para evitar cualquier malentendido.

e) También te recomendamos agregar los medios por los que tus lectores pueden adquirir los siguientes números u otros de tus trabajos.

3. Contenido

Aunque la portada hace que los lectores se acerquen a tu historia, lo que hay dentro es lo más importante.

Para empezar, la página es el lienzo en el cual está dibujado el cómic, todo lo que has trabajado para dar vida a tu historia. Estas son las partes que la conforman:

1- Viñeta: Es una unidad básica, donde se muestra una sola imagen de la secuencia de nuestra historia. Esta puede ser modificada de miles de maneras, ya sea quitando los bordes, alterándolos, dándole forma geométrica, orgánica, de algún objeto, etc.

2- Sangrado: Se conoce al dibujo que se extiende hasta el borde de la hoja sin respetar los marcos de las viñetas. Generalmente se usa para provocar más impacto.

3- Globo de diálogo: Es uno de los elementos más identificables del cómic. Son los que muestran lo que dicen los personajes y dependiendo de su forma podemos transmitir distintas emociones.

4- Calle o Canal: Es la parte blanca entre las viñetas para distinguir una de otra.

5- Márgenes: Es el espacio que separa las viñetas del borde de la página. Lo puedes utilizar para crear distintos efectos variando su color o tamaño. Por ejemplo, un margen negro puede representar que la parte de la historia de esas páginas es un sueño o un recuerdo.

6- Cartela o caption: Es como el diálogo de un narrador que explica al lector lo que necesita, fuera de la historia. Por lo general tiene forma rectangular, pero le puedes dar una forma distinta para hacerlo más interesante.

7- Número de página: A veces se encuentra en la esquina externa de la página para que sea más fácil para el lector saber en qué parte se quedó de la historia aunque no es extraño que se omita para dejar más espacio a las viñetas.

Tipos de páginas 

Hay muchas maneras diferentes de crear una página ya que puedes jugar mucho con las reglas o romperlas por completo para contar tu historia de la forma más atractiva para tus lectores. Estas son los tipos de páginas que verás de manera más frecuente:

a) Página regular: está compuesta por varias viñetas.

Las siguientes suelen ser más detalladas que las páginas regulares ya que sirven para hacer énfasis en alguna parte importante de la historia, por lo cual te recomendamos que no las utilices mucho porque pueden perder su magia.

b) Splash: Es básicamente una sola imagen que abarca toda o casi toda la página.

c) Doble Splash: Es una sola imagen en dos páginas encontradas. Esta es la que genera mayor impacto visual.

c) Doble Spread: Consiste en una viñeta principal que se extiende en dos páginas, y viñetas secundarias que se leen de forma horizontal de una página a la otra primero y luego hacia abajo. 

4. Elementos adicionales

Otras cosas que puedes agregar a tu cómic son:

1. Anuncios publicitarios. Si consigues patrocinadores será más fácil que consigas el monto que necesitas para imprimir un tiraje de tu cómic.

2. Portadillas. Pueden ir al inicio o entre cada capítulo.

3. Avances del siguiente número. Puede ser desde una ilustración hasta una página completa.

4. Carta del autor. Si tienes algo importante o interesante que compartir con tus lectores que esté fuera de la historia puedes hacerlo. Procura que sea algo con lo que se puedan identificar o que les genere más interés por leer tu cómic.

5. Historias extra. Quizá quieres compartir algo que pasó «fuera de cámara» o alguna situación graciosa que le haya ocurrido a algún personaje secundario en un par de páginas, siéntete libre de hacerlo.

6. Información adicional sobre el mundo de la historia. Los mapas de ciudades o continentes, los esquemas de relaciones entre los personajes o lo que opinan los medios que solo existen dentro de tu historia sobre una situación, pueden ayudar a tus lectores a sumergirse en el mundo que has creado para ellos. No dudes en agregarlos si crees que son necesarios.

7. Cualquier cosa que te dicte tu creatividad. Siempre y cuando se adapte al soporte en el que estás publicando, que no robe la atención del tema principal y que sea de interés para tus lectores. Este es un factor que puede hacer tu cómic diferente al de los demás.

Mientras más conozcas sobre los elementos que puedes utilizar, más puedes jugar con ellos y agregar un toque único que marque la diferencia entre los cómics que tú haces y todos los demás.

Cuéntanos en los comentarios ¿con qué elemento te interesaría experimentar más? ¿hay algo que has visto en un cómic que ningún otro ha hecho?.

¿En qué te ayudo? :)